SoftMaker logo

Más que bytes

Dominar plantillas de TextMaker, parte 1


Al crear documentos con un procesador de textos, notará rápidamente que muchos de ellos son muy similares. Las cartas tienden a tener la misma disposición, al igual que las facturas, los avisos de reuniones, etc.

Algunos usuarios de TextMaker empiezan cada carta desde cero, mientras que otros utilizan las plantillas predefinidas. Los usuarios intrépidos abren un documento antiguo, eliminan el texto e introducen texto nuevo, y luego guardan el nuevo documento con un nuevo nombre de archivo. Eso tiene sus riesgos: muchas veces se olvidan de elegir un nuevo nombre y accidentalmente sobrescriben un documento antiguo.

Una idea mucho mejor es configurar un diseño de documento personalizado y guardarlo como plantilla de documento reutilizable. No se asuste, que no es tan difícil como parece. Veamos el proceso paso a paso.

Más que bytes

¿Por qué prefiero SoftMaker Office?


Debido a la política de la emrpesa, hace poco me he convertido en usuario de Microsoft Office en el trabajo. En casa sigo utilizando SoftMaker Office. Alternar entre uno y otro no ha resultado ser el quebradero de cabeza que me temía. Todo lo contrario, escribir en TextMaker y editar hojas de cálculo con PlanMaker me hacen ser más consciente de que estoy en casa.

En el trabajo tengo que hacer mi labor con las herramientas que me proporcionan. En casa soy yo quien elijo mis propias herramientas, que siguen siendo el software que me hace ser más eficiente.

Más que bytes

¿Abortar, Reintentar, Ignorar?


Había una vez un sistema operativo tan mal diseñado que, cuando se producía un error terrible, planteaba tres malas opciones a los usuarios: abortar, reintentar o ignorar. Básicamente, aquello significaba que la situación no tenía remedio.

Siempre que aparecía ese mensaje, sabía que independientemente de la opción que eligiera, el resultado sería casi igual de malo, y normalmente elegía "abortar". Por aquel entonces, no sabía que ese era el precursor del temido botón "Cancelar".

Cuando un diálogo te ofrece la opción de cancelar, suele implicar que hay que tomar una decisión crucial que requiere un convencimiento absoluto. Algunos usuarios no se sienten suficientemente preparados y cancelan a la primera de cambio: "No sé qué sucederá si confirmo esto, así que más vale que pulse Cancelar." Y no siempre es la mejor opción.


Más que bytes

Asistentes de voz: ¿truco o trato?


Antes de nada, no espere que le ofrezca una visión imparcial de los asistentes de voz. Alexa y compañía me han hecho enfadar tanto y tan a menudo que no puedo ser ni justo ni imparcial en esto. Ni siquiera necesité tener un asistente propio para llegar a esto: bastaron las visitas a amigos con Smart Homes de diversos tipos.

Por supuesto, el control por voz y la domótica no siempre son inútiles y, en ciertas situaciones, Bixby, Cortana, Google Now y Siri pueden resultarle extremadamente útiles. Cuando tiene que utilizar ambas manos para manejar el volante o si tiene sus brazos enyesados, es realmente práctico contar con un asistente al que solo tiene que dirigirle la palabra.

Como tantos inventos digitales, los asistentes de voz pueden ser tanto una maldición como una bendición. Permítame que le ayude a sopesar los pros y los contras.


Más que bytes

Punto y aparte: hay vida después de Windows 7

Para reiterar el punto principal de la publicación anterior del blog: aunque le parezca que todo va estupendamente con Windows 7, se está muriendo. El 14 de enero de 2020, Microsoft dejará de publicar actualizaciones de seguridad para Windows 7. A partir de entonces, el sistema operativo será pasto del malware.

Afortunadamente, tiene a su disposición muchas estrategias viables: actualiar a Windows 10, cambiar a otro sistema operativo como Linux o macOS, o incluso pasarse por completo a los dispositivos móviles. Este artículo le ofrece consejos específicos para dejar de usar Windows 7.



Gracias.

El producto se ha añadido al carrito de compra.